Seguidores

miércoles, 30 de mayo de 2018

Trece sobres azules - Maureen Johnson

Título Trece sobres azules
Autora Maureen Johnson
Páginas 358
Saga:
  #1 Trece sobres azules
  #2 The last little blue envelope
Editorial Maeva

Sinopsis
Dentro de un sobre azul dirigido a Ginny hay mil dólares e instrucciones para comprar un billete de avión. En el sobre número 2 hay instrucciones para llegar a un piso en Londres. El número 3 contiene una nota que dice: «Busca a un artista sin un centavo». Por culpa del sobre número 4, Ginny y Keith se marchan juntos a Escocia, y el resultado es el inicio de una historia de amor un tanto desastrosa. Todo en la vida de Ginny sufrirá un gran cambio, y todo se debe a trece sobres azules.

Opinión personal
La primera impresión que me dio este libro es que iba a ser una historia a lo John Green. Un viaje, personajes divertidos, lectura fresca, ágil y con poca profundidad. Pero la verdad es que la he disfrutado más y no ha sido tal como me esperaba.

Maureen Johnson tiene una pluma muy descriptiva para los paisajes. Aunque no todos los sitios por los que viaja Ginny tienen la misma importancia o se describen con la misma intensidad -conforme avanza la historia parece que tiene menos sentido el viaje que está llevando a cabo y para mí los sitios más relevantes son Londres y Edimburgo- sí es verdad que los que están descritos con todo lujo de detalles parece que estuvieses allí presente paseando.

Es una historia muy ágil y bastante entretenida ya que las pruebas que le pone su tía Peg son bastante peculiares y diferentes a lo de echa una moneda en la fuente, compra souvenirs, etc. Al principio pensaba que todo era una locura pero luego me he ido acostumbrando a las rarezas de la aventura y lo he disfrutado mucho más.

Lo de la locura no solo lo digo por lo que tiene que hacer Ginny en el viaje sino porque en las primeras páginas se nos confirma que no tiene sentido. Se nos plantea a una adolescente de 17 años viajando sola y por primera vez. Al final lo que he hecho ha sido olvidarme de que era una adolescente y he pensado que era más adulta y con nada que perder. Porque si lo pensamos, ¿qué tipo de padres dejan que su hija de 17 años se vaya por Europa, sin dinero, sin móvil y sin poder contactar con nadie de su país? Ningunos. Porque sí, porque lo de no poder llevar nada salvo una mochila, ni aparatos electrónicos para contactar con Estados Unidos son unas de las reglas que le impone su tía Peg para el viaje.

Me ha gustado el hecho de que aunque Ginny conoce a mucha gente en sus viajes, se van destacando algunos y no solo se mencionan, sino que se le incluye la historia o pequeños detalles de su vida para que no sean meros secundarios y tomen algo más de personalidad.

Hay algo que parece ser el tema principal de las reseñas que he leído y es la personalidad de la protagonista. No siente emociones cuando ve monumentos o ve arte en general a no ser que sea de la mano de su tía o algo relacionado con ella. La gente se queja de esto pero yo realmente no podría porque soy igual a ella. Hay cosas que me emocionan, que me transmiten... pero en general los monumentos a mí no me dicen nada. Y hay cuadros que tampoco me hacen pensar algo simplemente los miro, pero no es lo mismo que otros que incluso se emocionan. ¿Somos personas raras? Bueno, tiene que haber de todo. Igual con el Coliseo no me emociono, pero con la historia de algún héroe que muriera ahí, pues a lo mejor sí. A mí la verdad es que ni me ha importado que no sintiera más excitación que la de estar en un país diferente.

De ella sí puedo mencionar que me ha molestado que parecía que se autoimponía el realizar el viaje. No parecía que realmente lo estuviese disfrutando sino que daba la sensación de que se estaba obligando a seguir las huellas que iba dejando su tía. Vale, tu tía te dice que hagas tal cosa y después puedes irte a otro país. Genial. Yo al menos me quedaría un día o dos para mirar algo más que no sea lo que me ha dicho mi tía. ¿Voy a Londres y solo visito un museo o las calles más concurridas? No, perdona, yo quiero conocer a gente y empaparme de otra cultura.

Aparecen algunas casualidades, sobre todo al principio, -porque después la historia empieza a ir más deprisa y con menos importancia-, que le quitan realismo a la historia. Yo no creo en el destino, que las cosas estén predestinadas y esas cosas, pero sí creo en las casualidades y estas casualidades en concreto me resultan irreales. ¿Pueden pasar? Pues no lo discuto, pero las casualidades que yo me creo son las que pasan a largo plazo, no que un día hablas con un chico en la calle y al día siguiente resulta que es el compañero de piso de otro chico que has conocido. No lo sé, Londres es demasiado grande para esas casualidades.

Al menos puedo decir que no todo en esta historia es final feliz y todo pasa tal cual lo escribe en la carta la tía Peg. Ginny se encuentra sin alojamiento, las pruebas cada vez aceptan más libertad de decisiones y dependen más de ella... Por lo menos demuestra un lado de lo que sería lanzarse a viajar sin reservas y sin apenas dinero.

Y ya, hablando del final, me ha dejado cosas en el aire. Porque aunque el romance no es la idea central de este libro -sino que para mí es la forma de enfrentarse a las cosas y de ser valiente y lanzarse a la aventura- esperaba que me diera algo más de información sobre Keith, el chico que conoce en Londres y con el que saltan chispas cuando están juntos. Parece que da a entender una cosa pero luego en la carta final que le escribe Ginny a su tía, parece decir otra y no aclara qué pasa con él. De todas formas me ha gustado aunque no sé exactamente que pretendía transmitir con él.

Al parecer hay una segunda parte -según GoodReads- y que no está publicada en español. Me produce curiosidad porque parte de algo que pasa prácticamente al final y hace que Ginny se lance de nuevo a la aventura. No descarto leerlo pero realmente creo que con este sería más que suficiente.

3,5/5

9 comentarios:

  1. Hola! En su momento leí varias reseñas que no lo ponían demasiado bien y me dije que no lo leería y la verdad es que sigo pensando que no es para mí.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Pues yo creo que desconocía eso de que hubiera una segunda parte pero de todas formas no creo que me anime con este. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    A mí al principio me llamaba un poco este libro (tampoco demasiado), pero casi todas las reseñas que he visto son bastante regulares o negativas directamente. No tiene mala pinta, pero en el mejor de los casos será un libro normalito, de esos que pasan sin pena ni gloria una vez los has leído, así que por el momento creo que paso de leerlo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Almudena!,
    Por lo que veo, has disfrutado mucho de esta historia a pesar de algún que otro pero ;)
    No obstante, ahora mismo me apetece leer algo con un argumento más novedoso o fuera de lo común, por lo que de momento lo dejaré pasar ;)
    Gracias por la reseña.
    Un besito de tinta y hasta pronto :D

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Almudena!
    Dime si no te recuerda a Por trece razones, no se, tiene un aire asi, no descarto leerlo pero el que sea mas que un libro si me echa un poco para atras, me alegra que tu lo disfrutaras en general y ya nos estaras contando si lees el segundo y que te parece.

    ¡Nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Uf pues no me llama nada y el motivo es uno de los que has comentado en la reseña: soy una persona rara. Pero una persona rara del palo de que no me gusta viajar. No me resulta interesante, no me gusta moverme de mi casa, no me gusta el estrés de estar en otro país donde puede pasar cualquier cosa y puedo no saber apañármelas y no me gusta tener que verlo todo deprisa y corriendo porque cuanto más veas, mejor. Es por eso que los libros de viajes me dan bastaaaaante igual y yo no tendría pegas con la actitud de la protagonista XD
    ¡Besitos sonámbulos! ⭐🌙

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo por leer, pero no voy con muchas expectativas porque he visto bastantes reseñas flojas xD

    Besitos =)

    ResponderEliminar
  8. Hola
    No lo conocía, veo que te sorprendió para bien,aun con esos "peros"...pues sí, creo que ningún padre cometería esa insensatez de dejar a una adolescente sola viajando ……Lo de las emociones me “chocó”….me gustan verlos, digo cuadros, monumentos, basílicas, pero no me emociono por ello….ahora otro gallo cantaría si fueran las piedras de Craigh Na Dun (jajajajajajajajajajaja)en cuanto el romance, y esas partes que deja el positivismo de lado…y no, tampoco creo en las casualidades…gracias por presentármelo
    Te lo comparto en redes
    Un besito
    Otro Romance Más

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía,pero me gustó el sinopsis :)

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¡Genial! Tu opinión es importante.
ESTE BLOG DEVUELVE LOS COMENTARIOS así que no dejes URLs innecesarias. Si tienes un blog lo voy a visitar igualmente.
¿Quieres un libro? Prueba a mirar la pestaña de 'INTERCAMBIOS'.
¿Quieres contactar directamente conmigo? Prueba la pestaña de 'CONTACTA CONMIGO' ¡Muchas gracias!